Eficiencia Energética:
     Se dice que la iluminación LED es más eficiente porque a la hora de convertir potencia en lumenes tiene una relación mejor y se mide en lumens por watio (Lm/W). Para hacernos una idea, una bombilla incandescente tiene una eficiencia entre 13.8 y 15.3 Lm/W, una halógena de entre 16,7 y 20 Lm/W mientras que nuestras bombillas LED tienen una relación de entre 70 y 115 Lm/W.

Larga Vida
     La vida útil de las bombillas de iluminación también es un factor a tener en cuenta, por ejemplo una lámpara incandescente tiene una vida útil de apenas 1000 horas, una de halógeno dura en el mejor de los casos 4000 horas y los fluorescentes y lámparas de bajo consumo unas 8000 horas. El coste de tiempo y de dinero que conlleva el mantenimiento de este tipo de luminarias es muy elevado si lo comparamos con la tecnología led que tienen una vida útil de 50.000 horas independientemente del número de encendidos que tenga, esto se traduce en no tener que preocuparse en unos 10 años.

Sin emisión de calor y sin parpadeos.
     La iluminación led se conoce como luz fría, ya que no desperducian energía en crear calor, esto permite utilizarlas en sitios dificiles de espacio reducido o donde el gasto en aire acondicionado es importante. Un gran problema de las bombillas de bajo consumo y tubos fluorescentes es el parpadeo constante de la luz, los LEDS ofrecen luz constante y mucho más brillante.

Más resistentes  y ecológicas.
     Los chips LED son mucho más resistentes a golpes y vibraciones y aguantan mucho mejor las sobretensiones. Si una bombilla LED cae al suelo tiene más posibilidades de aguantar el golpe que cualquier otro tipo de lámpara. Por otro lado, las bombillas LED no contienen tungsteno como las bombillas de filamentos, ni tampoco mercurio como los fluorescentes, además de reducir las emisiones de CO2 producidas por el consumo.

Sin decaimiento de lumenes:
     Mientras que las bombillas halógenas, de bajo consumo e incandescentes pierden potencia lumínica a lo largo de su vida útil, nuestras bombillas LED mantienen su luminosidad constante a lo largo del tiempo.

     De entre todas las cualidades que tiene la iluminación led sin duda la más relevante es que permite ahorros muy importantes en la factura de la luz, principalmente en negocios que tienen la iluminación encendida durante muchas horas prácticamente todos los días del año. Aconsejo leer la sección de amortización de una instalación led para calcular el tiempo de retorno de la inversión.